como lidiar con gente grosera en la oficina

¿Cómo tratar con esa persona grosera en la oficina sin generar mas conflicto? Con metas por cumplir, la resolución de urgencias y el cambio constante, tratar con alguien grosero puede volverse la cereza del pastel.

Lo primero que debes saber es que algunas personas hacen de la grosería un hábito, lo que hace que, aun sin quererlo, su actitud tienda a ofender a otros, por esto trata de no tomar las cosas tan personal (aunque sea difícil).

Así que respira profundo, cuenta hasta 10 y sigue estas recomendaciones:

Analiza el comportamiento grosero

Te sentiste ofendido(a) eso ya lo sabemos. Ahora, tratando de ser objetivos ¿Qué dijo exactamente? Algunas veces lo que consideramos ofensivo es cuestión de interpretación. Si efectivamente es una ofensa ¿Cuál fue el motivo?

Analiza el comportamiento grosero Si efectivamente es una ofensa ¿Cuál fue el motivo?
Foto de Moose Photos en Pexels

Si las circunstancias lo permiten, deja pasar un poco de tiempo (para que puedas calmarte) para evitar reaccionar de una forma que te perjudique.

Averigua el porqué esa persona grosera en la oficina tiene ese comportamiento hostil

Como reza el dicho «cada cabeza es un mundo» por lo que muchas veces los malentendidos generan roces entre compañeros de trabajo, así que ve directo al grano, mantén la calma y dile algo como:

«Tu comentario/actitud sobre esto me incomodo ¿Cuál es un motivo que para que me hayas tratado de esta forma?»

Una persona hostil en la oficina es una persona frustrada por algo, si logras averiguar la causa, te ganarás un aliado(a) o por lo menos su respeto y gratitud.

Y evita a toda costa ser «pasivo-agresivo» solo empeoraras las cosas.

Amabilidad mata hostilidad

Al recibir acciones amables, internamente las personas molestas empiezan a cuestionarse su propia actitud y esto permite reestablecer la comunicación haciendo que ajuste su actitud a la tuya. Tómalo en cuenta.

Si te sientes incómodo(a) trata de usar el humor (con mucho tacto) puede ayudar. Eso si, evita el sarcasmo, se amigable.

Recuerda que hasta el oro da alergia

A veces, simplemente le caes mal a otras personas. En esos casos asúmelo con naturalidad, no trates de agradarle y establece limites firmes que garanticen el respeto, después de todo deberán compartir el ambiente laboral.

Por sobre todo, no trates de convencerlos de estar equivocados, puede ser peor.

En resumen

  1. Acepta que a nadie le cae bien todo el mundo.
  2. Tacto mata temperamento.
  3. No importa lo que hayan querido decir, no te lo tomes personal.
  4. Sé mejor persona, o húndete con ellos.
  5. Expresa tus sentimientos tranquilamente.
  6. Elige tus batallas.

No todas las discusiones valen tu tiempo y atención. Hay momentos en los que lidiar con una persona molesta es como razonar con un niño que está haciendo un berrinche: no merece tu energía.

El beneficio final, ¿vale el esfuerzo? ¿Tienes más que perder de lo que tienes que ganar?

Por Miguel Muñoz

Proyect Manager y fotógrafo profesional apasionado del emprendimiento, el marketing y las nuevas tecnologías.

Deja un comentario